CO-INCIDÉNCIA



 


La constante evolución de la humanidad va creando inquietudes y preocupaciones que alimentan la creatividad y el hombre esa creatividad la convierte en arte.Asigna significados simbólicos a cosas, actos, personas, creando iconos para continuar y mantener la experiencia significativa. Vivimos una época en la que nuestro devenir se va llenando continuamente de imágenes y deslizamientos alegóricos y el arte nos ofrece un medio para expresar emociones, provocándolas, sintetizándolas e intensificándolas. El arte compone entidades artificiales que anteriormente no existían, laberintos de imágenes, formas desconocidas, gestos y mezcla todo eso para intensificar la experiencia y provocar profundas emociones. Es como interpretar el subconsciente colectivo que nos rodea, buceamos y buscamos en las profundidades del ser social inquietudes y posibilidades poco desarrolladas que construyan una nueva visión y provoquen nuevos espacios de reflexión. Crear es descubrir nuevas relacciones a partir de elementos que ya se conocen, todo lo que creamos, nos conduce a una nueva ordenación de lo ya existente, es acercar estructuras mentales, que se pueden ir expresando mediante formas. Las esculturas de Can Zam son un reflejo de mis preocupaciones estéticas, en ellas vuelvo a ahondar en un tema que no ha dejado de interesarme, la convivencia de lo opuesto, de los extremos, la armonía que se puede conseguir acercando lo diferente. En el arte contemporáneo hemos encontrado numerosas referencias a la metáfora de la complementariedad, la convivencia y cohesión de de los contrarios. Mi trabajo parte de la reflexión, es voluntariamente autoconsciente y va acompañado por un cierto ensimismamiento que intenta provocar alternativas diferentes y efectos que previamente han sido interiorizados como causas. Hay un intento de controlar los caminos de la metáfora, construir estructuras que funcionen de forma abierta, que exiban su propia autonomía, que liberen posibilidades y se expongan a si mismas al acontecimiento de su propia clausura y al perfil donde se tensa su definitiva identidad. Estas esculturas han partido de lo que para mí es un sugerente espectro de analogías fronterizas en torno al arquetipo de la comunicación y la convivencia. Al enfrentarme a ellas tuve siempre una firme voluntad de ir ampliando al máximo las consecuencias posibles de cada hallazgo y de cada logro. Al moverme en el marco conceptual escogido, podia decidir sobre detalles, componiendo formas según las reglas del propio estilo, que aún siendo previsibles dentro del marco de posibilidades establecidas ivan produciendo una constante revelación en forma de imagenes o relacción de conceptos. Han sido elaborados ejercicios que pretenden reconquistar y ordenar las dudas y deslices, extrayendo datos de la realidad por medio de un criterio subjetivo y de intuición personal. Uno se va desnudando y disolviendo en el velo de las apariencias que va construyendo. En el desarrollo de este trabajo he ido encontrando elementos de unas posibilidades infinitas de transformación que invitaban a buscar un asentamiento a todo lo que iva aflorando en espacios de comprensión y estabilidad. Elementos y formas, que deslizandose con un lento movimiento buscan ese diálogo y acomodo que les ayude a convivir entre un mar de enigmas. Ha habido sucesivos cambios de propósitos, objetivos que apenas empezaban a vislumbrarse se transformaban en nuevas entidades visuales que con una especie de fulgor emergente reclamaban un orden diferente, provocando un nuevo énfasis selectivo. Había otros desplazamientos de atención, y ante una gran variedad de posibilidades, logros anteriores dejaban de interesar. También descubrimientos que permiten abrir el armazón de acontecimientos que ilustran vagamente lo improbable o lo imposible y aparece el rostro más íntimo de la percepción de la realidad a través del interés por las imágenes cotidianas, ordinarias, costumbristas, sentimentales, indiferentes y anodinas que de modo furtivo se introducen en la imaginación y en la memoria, obligandote a participar de esos acontecimientos que se reconocen como próximos y a describirlos y narrarlos como propios. Las disposiciones que van adoptando en las esculturas los elementos dispuestos en un elaborado y a veces complicado orden visual y la utilización del hierro como material, pretenden dar significado a esas formas abstractas pretendiendo que el espectador se acerque a ellas. Tienen cierta resonancia onírica y una atemporalidad suspendida fuerza un umbral de extrañamiento ante esas formas que pueden resultar familiares, tendiendo a conferir mayor énfasis a su condición de paisajes memoristicos, a la construcción de alegorías donde se configuran escenográficamente las claves de un imaginario personal. Trabajo que se desliza a insinuaciones y ambivalencias que invitan a aceracarse y que permite en un primer golpe de vista reconocer formas, contornos, en esa aparente figuración que suele hacer guiños a algunos temas, que pretende ayudar a adentrarse y ser cómplice de la propuesta. Hay la pretensión de comunicar sensaciones precisas que se vayan asimilando, comprendiendo, como fragmentos que se separan de un motivo sensible y que mediante un esfuerzo de concentración sobre un fondo de silencios, hacer de las formas algo donde pueda asentarse nuestra subjetividad. Contar de una forma sutil lo que ocurre dejando la sensación de que hay muchas cosas que se nos escapan. Al principio las esculturas deambulaban con cierto desorden, como perdidas, a la espera de encontrar una ruta donde de forma nada caprichosa se vayan sedimentando y se evidencie una definitiva ocupación en el espacio, unas veces a través de una elección inesperada, intuitiva y otras obligado por la fuerza y el atractivo de alguno de sus elementos. Hubo aciertos que estubieron sometidos al caprichoso dictado del azar, que contribuían a generar un difuso e inquietante desconcierto, una invitación a disfrutar, a entender las pasiones, las certezas no racionales y los sentimientos extremos, contándolos con un grado de matices interminables, no explicitándolos, sino intuyendo esos extremos, esos contrastes. En la escultura mayor he intentado trasmitir la idea de lo blando, de lo sensible, de lo acojedor por su forma de abrirse, tiene aspecto de ser paciente, es fácil llegar a ella por lo penetrable, es sensual en su forma y lo que me interesa es que es capaz de convivir de dialogar y de entenderse con su contrario, pues la otra escultura es mas pequeña, también en grandeza, pues es fria, más racional, más oscura y primaria, hermética y agresiva. Este trabajo responde a una visión simultánea de innumerables elementos que se pretenden reducir a un orden, que aspira a cambiar la dirección del pensamiento y de las emociones, que busca propósitos nuevos donde se vean reflejadas nuevas estructuras, poniendo énfasis en el espacio y en el tiempo con la intención de apresar y fijar las nuevas percepciones que van apareciendo en el dinámico acontecer del ser humano. La intuición imaginativa de los problemas es una de las funciones del arte, que permite captar y expresar, lo incipiente aún sin formalizar, lo entrevisto, lo recien aceptado. Obra que pretende renacer en el espectador la emoción inspiradora del autor, que la perciba, la interiorize y sienta sus mismas sensaciones o quizá otras. Se pretende que el espectador adquiera plena conciencia de la especificidad atemporal y cultural de la obra. Lo cotidiano no debe conducirnos a la desesperación y es, también a través del arte, con obras, de aspecto relajado y enigmático, lo que nos puede impidir caer en un vacio existencial.

Benito Marcos Crehuet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: